martes, 1 de junio de 2010

Reflexionando

En el ruedo, y por ende en Madrid hay que estar bien con toros buenos, con toros malos, con buenos toros y con malos toros.
La desilusión, el hartazgo y la decepción del tendido, no puede contagiarse a quienes van vestidos de luces por mucho que el componente fundamental de un toro, la casta, no exista.
Taurodelta nos ha tomado el pelo.
Qué vamos a ver en las ferias "periféricas" si en la primera plaza del mundo todo han sido desatinos?
Urdiales, el tío con más ilusión del mundo a principio de temporada, merece realmente este castigo?. He leído por ahí, que pudo estar mejor, que estuvo mal, que estuvo muy mal, e incluso que los toros tenían posibilidades (vaya tela). Estar mejor? para qué?. Critiquemos a quienes se dejan ir las orejas, critiquemos actitudes, pero no hagamos mayor comentario sobre lo que pudo "extraer" el torero a una porquería de corrida. Trapazos, enganchones y poco acierto con la espada... y qué.
Ganar crédito en Madrid cuesta mucho, muchísimo. Perderlo ante animales con cuerpo de toro y corazón de oveja, es demasiado fácil.
Es injusto.

2 comentarios:

Pablo G. Mancha dijo...

mierda, mierda y mierda.......

Enrique Martín dijo...

I.J. del Pino:
Yo soy de los que digo que Urdiales no estuvo bien, pero además de esto, el buen aficionado tiene que medir al torero por el toro y ¿qué toro tenía Urdiales? ¿Qué podía hacerle? ¿tirabuzones? No estuvo bien por la sencilla razón de que él es matador de toros, es torero, no matador de burros, ni de mulos, ni de mochuelos inválidos. No podía estar de otra forma,. intentó torear, que es lo que sabe hacer y no pudo; el único pero es que se puso algo pesado, aunque en eso también le disculpo. Lo he pensado y dicho muchas veces, temgo la sensación de que a los toreros incómodos se les intenta estrellar para que se vea que no son tanto como dicen; y Diego Urdiales ahora mismo puede que sea el torewro más incómodo del mundo para esa panda de vulgares ineptos endiosados. Que Diego Urdiales se olvide de hacer caso a imbéciles y que vaya a lo suyo, que no deje que le quieran meter en un circo en el que tiene todas las de perder. En ese circo estrafalario él no tiene ninguna práctica y los otros se mueven en él como pez en el agua. Pero como esos zotes quieran hacer el toreo, ah, eso ya es otro cantar. Y no estuvo bien en la última de Madrid, pero joder, hizo todo lo posible para convertir en toro a un mostrenco con cuernos. Y después de todo esto voy a hacer una rectificación, no es que estuvo mal, lo que no pudo es estar bien, que es muy diferente, y además no fue por su culpa. Diego Urdiales, sigue molestando, que el aficionado te lo va a agradecer. Un saludo.