sábado, 4 de septiembre de 2010

Maraña taurina

Se ríe de mí Luis cuando le cambio el nombre a los toreros. La verdad es que soy muy malo recordando fechas, datos concretos y poniendo nombre a las caras, pero alegaré en mi defensa que con el baile de nombres, con las idas, venidas, llegadas, partidas, sustituciones, reapariciones, desapariciones, y demás, cualquiera se acuerda, o se aclara, de si el que toreó en Viniegra de abajo (es un decir) un 23 de agosto de 2007 fue Fundi, Fandi, o Fandiño; si quien sustituyó a Cayetano en Alberite (es otro decir) fue Talavante ó Morante; Si Joselillo lo hizo bien este año en Madrid, o fue Rafaelillo, o fueron los dos; Si Morenito de Aranda, es familia lejana del de Maracay (no lo creo),  del de Arles, o del de Calatrava (espero que no); Ó si Essaú es un buen nombre artístico para un novillero, o nos están vacilando...; en fin, que son demasiados nombres, demasiados datos y demasiadas fechas para mí. Menos mal que casi siempre tengo algún buen apuntador a mi lado.

1 comentario:

Luis Domínguez Barco dijo...

Para apuntador el que tenga que reparar una avería eléctrica en esa calle japonesa.