viernes, 12 de marzo de 2010

La mujer, el flamenco, el toro, la pasión y yo


Así leído, el título puede llevar a pensar que voy a escribir sobre alguna saeta cantada en este tiempo de cuaresma, pero va a ser que no.

De momento, empiezo por el final, es decir, por mi mismo (para eso es mi blog).

Se poco de pocas cosas, y no es que me avergüence de ello, ni que no intente ponerle remedio día a día, pero he de reconocer que a veces siento envidia (la envidia sana no existe, si no, no sería envidia) de tipos como éste de las gafillas que véis en el centro-izquierda de la foto.

Ayer me invitó a su conferencia sobre la mujer en el flamenco y para un profano en ambos campos, resultó más que instructiva (además descubrí quien era Rita la Cantaora). No es que el tema fuera de rabiosa actualidad para mí, pero observar cómo alguien pone tanto cariño en sus palabras y ver cómo en determinados momentos se agolpan en la sala de espera de su garganta tantas ideas, fruto de la lectura, del estudio y de la afición, me hizo pensar que una buena dosis de pasión, hace que la vida tenga otro sentido.

Este tipo, el de las gafillas de la foto, también me invitó a ver a la cantaora Carmen Corpas. Yo no sabía si lo que escuchaba eran malagueñas, tientos o granaínas, pero aquello me gustaba y me llamó poderosamente la atención algo que Pablo expuso en su conferencia: Las letras flamencas, no provienen de poetas ni escritores (generalmente), provienen del pueblo, y creo sinceramente que por eso me llegaron al alma.
Así que, este tipo, el de las gafillas, el que está ahí en los techos de Las Ventas para ver torear a su amigo (de hace unos cuantos años), me enseñó ayer que la pasión, nada tiene que ver con el forofismo, y que ama el flamenco y el toro, tanto, que día a día sigue descubriendo, sigue aprendiendo y se sigue emocionando, y eso, hablando en términos pseudo taurinos, "transmite".

(Puedes enviar los jamones directamente a mi apartado de correos)

2 comentarios:

Pablo G. Mancha dijo...

Dime el número del apartado que lo hago.
En fin, no sé qué decir.

Un abrazo

MARIAN dijo...

LA MADRE QUE TE PARIO TE VAS A LLENAR LA DESPENSA DE VIANDAS SUBE ALGO EN FIESTAS A ARNEDO.
A PARTE QUIERO DECIRTE QUE COINCIDO PLENAMENTE CON TU COMENTARIO DEL GAFITAS,QUE ADEMAS DE ESO TIENE PUREZA EN EL ALMA Y EN SU CABEZA Y QUE SIEMPRE ES UN PLACER ESCUCHARLO Y CONSIDERARLO ADEMAS AMICO VAMOS CASI UN PRIVILEGIO.