viernes, 5 de noviembre de 2010

Con la Iglesia hemos topado...Sancho

Personalmente, ni me molesta ni me deja de molestar la visita papal a Barcelona y Santiago. Cada Estado y el Vaticano es un Estado, puede organizar las visitas de sus mandatarios allá donde le plazca. Y si, todo el tema de seguridad y attrezzo nos cuesta una pasta gansa. Eso si que me fastidia, pero no por el falaz argumento de que le demos cobertura a un presunto encubridor de delincuentes pederastas, porque para meterse con eso ya está la Justicia de cada país y creo que poner una denuncia "simbólica" a todo un Papa no es sino una manera burda de protesta. Me fastidia porque intentan, como siempre, venderme una moto que no existe.  Beneficios?, qué beneficios?. Acaso al señor de Barcelona que trabaja en una empresa de escayolas la visita le va a suponer un aumento de salario?. Le va a condonar el ayuntamiento algún tributo local por tragarse pacientemente atascos, inconveniencias, etc, etc, etc?. Venga ya hombre, venga ya. Es una visita de Estado, nos cuesta una pasta y punto, no le den más vueltas y no traten de maquillarlo para que no se note que somos un estado laico-católico ó catolico-laico. Los paganos, los de los impuestos, es decir, nosotros, tenemos asumidos esos gastos y otros mucho peores, así que, por lo menos, cállense y no digan sandeces como la que le escuché ayer al Alcalde de Santiago comparando el tema con un concierto de los Rollings.
Que venda entradas  a cuarenta euros el Papa, a ver si llena un estadio...
(Pero que después envíe los ingresos taquilla a Haití).

2 comentarios:

Luis Domínguez Barco dijo...

Hay que ver cómo sóis los curas rebotaos. Por cierto ya era hora de que te dejases ver después de la que liaste con las cazuelitas, eso si que es tirar la piedra y esconder la cazuela.

Anónimo dijo...

Amén.