jueves, 19 de agosto de 2010

Hay que vé lo lejos que está er Japón


No les faltaba razón a los "no me pises que llevo chanclas", Japón está muy lejos, el viaje resulta tedioso (sobre todo si lo haces en clase turista), pero, una vez allí, olvidas rápidamente tu incómodo asiento en el avión y comienzas a disfrutar de una cultura completamente diferente y casi casi, diametralmente opuesta a la occidental.
Por aquello de intentar desmontar ciertos mitos, os contaré que:
-Un tomate no cuesta seis euros y el precio de la comida no es, ni mucho menos prohibitivo. Eso sí, te tienen que gustar los fideos, el cerdo y los sabores exóticos de ciertas especias.
-La tecnología no es más barata allí que aquí. Nada de eso. Sí podemos encontrar algún producto novedoso (cada vez menos), pero el precio es similar, e incluso más caro que en Europa.
-Es cierto que los japoneses son trabajadores, si bien también es cierto que la tasa de paro tan reducida (están sufriendo la crisis igualmente), es debida a trabajos realmente absurdos como el del operario que te pide disculpas personalmente por las obras que se están realizando en la calle. Lo que es incierto es que no sepan divertirse, porque después del trabajo, muchos "amigotes" se juntan a beber en un bar (tienen poco aguante, lo certifico) y la gente joven, sale como salen aquí en España, es decir, fines de semana laaaaargos.
-Son ciertamente educados, amables y curiosos de nosotros, pero ojo, no todos. Sigue existiendo bastante racismo hacia el occidental y en más de un caso, ves como te miran con cierto desprecio mientras mascullan alguna frase que supongo será mejor no entender.
-El inglés no es lo suyo. Mira que pensaba yo que todo el mundo allí (me refiero a aquellos de mediana edad) dominaría más o menos la lengua de Shakespeare, pero o he tenido muy mala suerte, o no es así, es más, el idioma universal de los gestos tampoco funciona con ellos porque tienen un código de signos diferente. Aún así, hacen lo imposible en la mayoría de los casos por ayudarte y hacerse entender.
Y como todo no van a ser toros, si tengo ganas, otro día os cuento más cosas.

1 comentario:

Luis Domínguez Barco dijo...

Ya veo que te lo has pasado bien, espero que ganases le ganases el combate al de las rodilleras.