martes, 21 de septiembre de 2010

Urdiales, Urdiales, Urdiales.

Que si, que lo de El Pilar estuvo magníficamente presentado, que los toros tuvieron movilidad salvo el segundo de Morante que era una burra y el último de El Cid que tenía muy muy poquita fuerza. Que el de La Puebla del Río dio una media de cartel en su quite al sexto y que estuvo bien; Que el de Salteras cortó dos orejas, una y una, aun sin volver a ser el que fue, pero..., todo eso y os aseguro que no es pasión, se queda en nada comparado con lo que nos ofreció ayer Diego Urdiales, que como anécdota he de decir que se fue sin tocar pelo.
En primer lugar, le enseñó a Morante su toro en el quite, tanto, que Morante replicó con arte. Después cuajó un toro (bravo para mi gusto, pero a años luz de un hipotético indulto que solicitaron cinco o seis ilusos) de esos que no son de embestida clara, de esos que tienen picante y problemas pero mucha mucha movilidad. Lo sujetó, pudo con él e hizo todo, absolutamente todo bien. Hay quien dice que en la segunda parte de la faena se apartó un poco de su clasicismo, ¿y qué? ¿es malo ser variado?, es mejor que te llamen pegapases? o que te tachen de monótono?. El toreo también es improvisar, probar, inventar y descubrir lo que te sale de dentro, así que chapeau. Un pero, sólo uno: me hubiese gustado una serie más por el izquierdo como él sabe, porque ayer, estoy seguro de que podía. En su segundo, un toraco con muy malas ideas y no se si algo tocado de la vista, se puso, se cruzó y se la jugó, y nuevamente vimos al Urdiales épico, al que sabe lo que hace, al que se la juega con sentido y con sentimiento...
Y ayer, el público de la Ribera, su público, su gente, vio como el torero pequeño se había hecho grande, y por fin, espero que por fin, se dieron cuenta de que ya no es un mendigo, sino que con un poco de suerte, y digo sólo suerte, puede llegar a ser como Evaristo, el rey de la baraja.

2 comentarios:

Pablo G. Mancha dijo...

Grande Monosabio, grande!!!

Enrique Martín dijo...

I.J. del Pino:
Urdiales es un caso aparte, porque ¿a cuántos toreros se les espera como a él ahora mismo? Quitando a JT, creo que a nunguno. Y tiene esa virtud tan grande de poder con muchos toros complicadísimos, pero esto a veces hace sombra a lo buen torero que es. Esto ya le ha pasado a otros que han sido víctimas de su propia grandeza. Para mí sigue siendo un torero muy completo. Le veremos en Madrid.
Un saludo